DiosEspiritualidadLiturgiaOraciónReflexión Evangélica

El miedo mata

II Domingo de Cuaresma B (Lc 9,28-36)

“Unos ocho días después de estas palabras, tomó a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto del monte para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió y sus vestidos brillaban de resplandor. De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su éxodo, que él iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían de sueño, pero se espabilaron y vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras estos se alejaban de él, dijo Pedro a Jesús: «Maestro, ¡qué bueno es que estemos aquí! Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías». No sabía lo que decía. Todavía estaba diciendo esto, cuando llegó una nube que los cubrió con su sombra. Se llenaron de temor al entrar en la nube. Y una voz desde la nube decía: «Este es mi Hijo, el Elegido, escuchadlo». Después de oírse la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por aquellos días, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.”


Reflexión

Hay muchos problemas en este mundo. Podemos encontrar muchísimos obstáculos en nuestro camino. Nos podrían poner miles de trabas. Pero hay uno que puede más que todos, hay uno que nos mata: el miedo. El miedo nos paraliza. No nos deja avanzar. Nos hace retroceder. Y el miedo le afecta a todos: nadie se salva de esta.

Allí vemos a los discípulos. Suben a la cima de la montaña con Jesús. Él les enseña un poquito de su gloria. Escuchan la voz del Padre. Y ellos “se llenaron de temor“. Estaban presenciando algo jamás visto, algo que toda la humanidad esperaba desde el inicio de la creación… y a ellos les da miedo. En el Huerto de los Olivos, van a huir por el miedo. Pedro va a traicionar a Jesús por miedo. Todos van a esconderse después de la muerte del Maestro porque estaban muertos de miedo.

Pero el Padre ya les había dicho qué hacer: “Este es mi Hijo, el Elegido, escúchenlo.” ¿Y qué dijo Jesús? Jesús nos aseguró que todo iba a estar bien: “¡Soy yo: no tengan miedo!” (Mt 14,24) “Yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” (Mt 28,20)

Foto: @LuisRodríguezLC

2 Comentario sobre “El miedo mata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.